image

laPrensa.co Noticias 2018

Imagínese poder convertir el dióxido de carbono (CO2) en etanol… ¡Sueño de locos!. Pues un accidente experimental de almacenar en basalto el dióxido que contamina la atmosfera terrestre dejó al descubierto un catalizador que puede convertir el gas en combustible barato, eficiente y con posibilidades de escalarse a nivel industrial. La aleación de carbono, cobre y nitrógeno con energía aplicada convierte a nivel nanotecnológico la solución de dióxido de carbono y agua en etanol con una calidad del 63 %; “De cierta manera es como revertir el proceso de combustión” explicó Rondinone, jefe del equipo investigador Oak Ridge del Departamento de Energía de Estados Unidos.

Una de las novedades del catalizador es que el uso de partículas de cobre insertadas en espigas de carbono a nivel nano molecular lo hacen muy económico y con posibilidades claras de convertirse en industria, aplicable como solución al grave problema de contaminación atmosférica mundial que alcanza los 100 millones de toneladas métricas de CO2 por día. Otra ventaja prometedora es que el proceso requiere poca energía para su conversión, incluso se puede ejecutar a temperatura ambiente lo que revolucionaría la obtención de materias primas renovables y reducir la contaminación emitida por motores de combustión, todo un descubrimiento mundial.

Por Pedro Nel ladino Monroy - laPrensa.co