image

laPrensa.co Noticias 2018

El material 200 veces más resistente que el acero y con un sinnúmero de aplicaciones todavía busca especializarse en un solo sector para bajar costos y extender su uso entre el común de las personas porque muy pocas lo conocen o saben algo del Grafeno, material descubierto en el 2004 que podría revolucionar el mundo pero que aún no se sabe cómo a escala industrial. El descubrimiento sobre átomos de carbono le valió a sus realizadores el premio Nobel en el 2010, permite abrir un abanico extenso de posibilidades para la electrónica avanzada, altamente resistente a la fractura, extrema impermeabilidad y con una química inerte que podría aplicarse como un recubrimiento para evitar el óxido.

Tiene una trasparencia única que permiten el paso de luz y es conductor (térmicamente más alta que el grafito o el diamante) que lo convierten en electrodo transparente para en un futuro estar presente en pantallas planas táctiles ultradelgadas pues el nuevo material tiene un espesor de apenas 0.34 nanómetros con superficie por ambos lados en una película de superficie teórica de 2.600 metros cuadrados por gramo. El grafeno puede absorber 900 veces su peso en aceite, fantástica solución para la contaminación de ríos y océanos; puede combinarse con otros materiales como polímeros o cerámicas que pasarían a ser conductoras e incluso se especula su uso biocompatible en el cuerpo humano por su aplicación nano molecular en donde se maneja bien por sus propiedades. Aunque se espera una completa aplicación en unos 20 años, los científicos comienzan a explorar sus combinaciones para crear nuevos artefactos como una cámara instalada en un chip en la toma de imágenes médicas o aparatos de ampliación genética más pequeños y baratos que un súper microscopio convencional, sensores químicos para el monitoreo de la calidad en alimentos o construcción de celdas solares más eficientes. El Grafeno podría solucionar más de la mitad de los problemas del mundo por sus propiedades extremas y únicas pero son tantas las posibilidades de uso que se pueden atomizar y caer en el olvido sino se centralizan rápidamente dos o tres aplicaciones a escala para bajar los costos de producción implementable como en los rodillos de las imprentas con las hojas de periódicos.

Por Pedro Nel ladino Monroy - laPrensa.co