image

laPrensa.co Noticias 2018

Para muchas personas en el mundo ir al odontólogo es asistir a una sesión de tortura con agujas, herramientas de extracción y el ruido característico de la fresa que es lo más escalofriante al ser manipulada por un ser enmascarado con guantes y protección de pies a cabeza como si tratara de abrirle la boca a un león o una serpiente taipan.

Pues esos tiempos pueden ser parte de los cavernícolas porque un agrupo de científicos de Estados Unidos y China descubrieron el mecanismo que permite la regeneración dental en los ratones; se trata de un modelo genético que mantiene la función de las células madre para hacer crecer los incisivos indefinidamente. Aunque apenas es un paso importante a nivel investigativo los autores del trabajo, según registra la revista Developmental Cell, se muestran optimistas sobre el futuro dental y su aplicación regenerativa en los seres humanos porque se descubrió el crecimiento continuo de los incisivos pero ahora se puede asociar al esquema genético de los molares que detienen su crecimiento al igual que en las personas. Con el uso de células madre de extractos dentales como la dentina, pulpa dental de varios dientes, ligamentos periodentales y otros elementos se han logrado resultados prometedores que incluso permiten el cultivo in vitro de los tejidos estudiados pero no han logrado hacer crecer dientes originales. Por eso la importancia del descubrimiento genético dental en ratones es vital y oportuna porque permite encontrar el mecanismo específico constituido por genes y proteínas que hace crecer dientes frente a los molares que frenan su expansión al llegar a la corona. La clave de la investigación está en aplicar la señal correcta de los incisivos a las células madre de los molares que permitan su regeneración continua y poder en un futuro cercano trasladar ese conocimiento a la cadena genética humana que permitan erradicar las sesiones de tortura para el tratamiento o extracción de las anomalías dentales humanas.

Por Innovaticias - laPrensa.co