image

laPrensa.co Noticias 2018

Pérdida progresiva de la memoria, degeneración de las células nerviosas que ocasionan la desorientación espacial y temporal son, entre otros, los síntomas que padecen 36 millones de personas en el mundo y que identifican el mal de alzhéimer, enfermedad sin cura conocida hasta ahora y que inutiliza a su huésped hasta la muerte. La demencia se puede presentar en personas relativamente jóvenes, en paso hacia a la vejez (60-70 años), y los accidentes como perderse en la calle, olvidar apagar una estufa, comer o bañarse afectan su autoestima y crean contratiempos para la familia o cuidadores que no saben cómo manejar los incidentes o no entienden el proceder del afectado.

Sin ir más lejos, la respuesta de los estados para el tratamiento del alzhéimer es invertir cuantiosas sumas de dinero en medicamentos para la depresión, consultas psiquiátricas, hospitalización y atención de accidentes pero descuidan la estimulación cognitiva y la psico-educación para mantener la capacidad de pensamiento y la oportunidad de volver a ser útiles de alguna manera con ejercicios de memoria y actividades ocupacionales pre establecidas. Las terapias que implementa la Casa Club Donde los Abuelos se enfocan precisamente en rescatar la parte mental y cognitiva de los pacientes que inmediatamente se ven reflejados en la motricidad y deseo de hacer cosas por ellos mismos, junto a lo más importante, volver a socializar entre sus pares, cuidadores especializados y la familia misma. Esta política que adelanta la institución en forma independiente es ratificada científicamente ahora en un estudio realizado por la terapeuta ocupacional de la Universidad Nacional Sandra Vargas que lo incluyo como parte de su tesis de Maestría en Discapacidad e Inclusión Social y publicado por UN Periódico (Medio oficial de la Universidad) edición 184 en donde se demuestran las bondades de las terapias y talleres para el tratamiento no farmacológico del alzhéimer. La profesional desarrollo su investigación con 20 personas enfermas cubriendo 3 frentes: la aplicación directa de terapias y talleres para fortalecer la parte cognitiva enfocada en la atención y la memoria, luego se “socializo” el mal entre cuidadores y familiares que sufrían con el paciente altos niveles de depresión e impotencia al no conocer los síntomas, menos las formas de manejo adecuado y finalmente se tomaron acciones de prevención domiciliaria para minimizar el riesgo de accidentes. Es de aclarar que la Casa Club Donde los Abuelos emplea terapeutas ocupacionales no solo para pacientes de Alzhéimer sino para todos los adultos mayores que están bajo el cuidado de la institución con atención personalizada, profesional y responsable las 24 horas en forma inenterrumpida desde hace 17 años.

Por Innovaticias - laPrensa.co